El don divino de la unidad

El Papa Francisco, el Obispo Dr. Younan y el Rev. Dr. Junge, presidente y secretario de la FLM respectivamente, iniciaron la conmemoración histórica de la Reforma

LUND, Suecia, 31 de octure de 2016 – El Papa Francisco, el Obispo Dr. Munib A. Younan y el Rev. Dr. Martin Junge, presidente y secretario general de la FLM respectivamente, condujeron hoy un evento en el que la Iglesia Católica y la Federación Luterana Mundial declararon el empeño de dejar atrás el conflicto, avanzar en el camino hacia la comunión y fortalecer el testimonio común. Este encuentro histórico, que tuvo lugar aquí en Lund, es la primera conmemoración conjunta católico-luterana de un aniversario de la Reforma a escala mundial.

El jefe de la Iglesia Católica mundial y los líderes de la Federación Luterana Mundial (FLM) fueron los co-anfitriones de la Conmemoración conjunta luterano-católico romana de la Reforma que constó de dos partes: una Oración común en la Catedral de Lund a la que asistieron 500 personas y un evento público en el recinto cercano Malmö Arena que contó con unos 10.000 participantes; además, personas del mundo entero siguieron la difusión y la transmisión en vivo de toda la conmemoración.

En el servicio litúrgico, el rey Carlos XVI Gustavo de Suecia, la reina Silvia de Suecia, Stefan Löfven, primer ministro, y otros funcionarios del gobierno sueco se unieron a los líderes de las comuniones cristianas mundiales y organizaciones relacionadas con la iglesia de todas partes del mundo. El Papa Francisco y el secretario general Junge predicaron en español.

El Papa Francisco dijo a los fieles: “Ahora, en el contexto de la conmemoración común de la Reforma de 1517, tenemos una nueva oportunidad para acoger un camino común que ha ido conformándose durante los últimos 50 años en el diálogo ecuménico entre la Federación Luterana Mundial y la Iglesia Católica.”

Al referirse a católicos y luteranos, el Rev. Dr. Junge recalcó en su sermón: “Reconocemos que es muchísimo más lo que nos une, que lo que nos separa. Somos ramas de una misma vid. Somos uno en el Bautismo. Por eso estamos aquí entonces, en esta conmemoración conjunta: aprestándonos a redescubrir quienes somos en Cristo.”

Declaración conjunta

Un momento culminante del servicio fue cuando el Papa Francisco y el Presidente Younan firmaron la Declaración conjunta en la que se da gracias a Dios por el sostenido y fructífero diálogo ecuménico entre católicos y luteranos que fue profundizando la confianza y la comprensión mutuas. También se afirma que ambos interlocutores “ya no son extranjeros”, al haberse acercado a través del diálogo y el testimonio común.

En dicha declaración, además de expresar gratitud por los dones espirituales y teológicos que se recibieron a través de la Reforma, católicos y luteranos confiesan y lamentan haber herido la unidad visible de la Iglesia debido a los prejuicios y conflictos que acompañaron sus diferencias teológicas y fueron instrumentalizados con fines políticos.

Asimismo, rechazan categóricamente todo el odio y toda la violencia delpasado y el presente, en particular, cuando se expresan en nombre de la religión.

Por otra parte, declaran que la fe y el bautismo en Cristo les exigen una conversión diaria que les libere de los desacuerdos y conflictos históricos que impiden el ministerio de la reconciliación. También reconocen que aunque el pasado no se puede cambiar, lo que se recuerda y la forma en que se hace pueden transformarse.

Sanación de las heridas

En el documento se sostiene que católicos y luteranos oran por la sanación de las heridas y los recuerdos que nublan la visión que tienen unos de otros, añadiendo que reconocen que por la gracia son libres de avanzar hacia la comunión a la que Dios los llama constantemente.

También se subraya la responsabilidad conjunta hacia quienes aspiran a la dignidad, la justicia, la paz y la reconciliación, y se urge a católicos y luteranos a trabajar juntos para acoger al extranjero y defender los derechos de los refugiados y solicitantes de asilo. 

Asimismo, ambas comuniones expresan su responsabilidad conjunta hacia la creación de Dios que sufre la explotación y los efectos de una codicia insaciable. Católicos y luteranos oran por un cambio en mentes y corazones que conduzca a una forma amable y responsable de cuidar la creación y salvaguardar el derecho de las futuras generaciones de disfrutarla en todo su potencial y toda su belleza.

Respuesta a la sed y el hambre espiritual

En la declaración se reconoce la responsabilidad pastoral que tienen en común católicos y luteranos de “responder a la sed y el hambre espiritual” de muchos de sus miembros que anhelan recibir la Eucaristía en una misma mesa como expresión concreta de plena unidad. También se expresa el anhelo de que esa herida en el Cuerpo de Cristo sea sanada, recordando que tal es el objetivo de sus esfuerzos ecuménicos.

La Declaración conjunta termina estimulandoy llamando a todas las parroquias y comunidades luteranas y católicas a ser audaces y creativas, alegres y optimistas en el compromiso de seguir avanzando en el gran camino que tenemos por delante… “El don divino de la unidad guiará la cooperación y profundizará nuestra solidaridad.”

Hacia una mayor cooperación en el servicio a los necesitados

En el marco de las actividades sobre el tema Juntos en la esperanza que tuvieron lugar en el Malmö Arena, Maria Immonen, Directora de la FLM Servicio Mundial, y Michel Roy, Secretario General de Caritas Internationalis, firmaron una Declaración de intención en la que ambas organizaciones cristianas mundiales se comprometen a profundizar sus relaciones y estrechar la cooperación en la respuesta humanitaria y el desarrollo sostenible.

En la escena se presentaron espectáculos artísticos y testimonios luteranos y católicos de Burundi, Colombia, India, Siria y Sudán del Sur que abogan por la justicia social y soluciones a los problemas del clima. El Papa Francisco y el Obispo Dr. Munib Younan, Presidente de la FLM, ofrecieron respuestas a dichos testimonios.

Citas de la Declaración Conjunta están preliminarmente traducidas del texto original en Inglés.